Miranda Lee

Camino del amor

Para la vulnerable Zoe Simmons aquella fue una noche de sexo y pasión desenfrenada. Después de estar con el guapísimo desconocido que se alojaba en la casa de al lado, Zoe no podía dejar de pensar en la maravillosa terapia sexual que solo Aidan Mitchell podía proporcionarle.
Para su propia sorpresa, Aidan no quería pasar solo una noche con la irresistible Zoe, quería estar con ella toda una semana. Estaba empeñado en atarla a él fuera como fuera y a todos los niveles. Aquellos siete días iban a estar libres de cualquier tabú que pudiera impedirle enseñarle que, con él, el sexo acabaría llevándolos al amor.


**********oOo**********

Cruel asedio

Laura no se sorprendió al ver a Dirk Thornton con una elegante morena. Su marido tenía fama de mujeriego. Lo que sí la desconcertó fue el hecho de que sus sentimientos por él no hubieran muerto, y Dirk lo percibió inmediatamente. Pronto él comenzó a perseguirla con cruel determinación, pero Laura sabía que ya no tenían un futuro juntos... Entonces, ¿por qué el deseo de aceptar la ridícula proposición de Dirk era tan abrumadoramente fuerte?


**********oOo**********

El amante equivocado

Cuando una preciosa morena entró en el despacho de Dominic supo que nunca habría podido olvidarla si hubiera hecho el amor con ella. Pero Tina estaba convencida de que Diminic era el padre de Bonnie, aunque insistiera en negar su paternidad y estaba decidida a que aquel seductor sin corazón se responsabilizara de su hija...


**********oOo**********

Esclava de amor

El jeque Bandar bin Saeed siempre había vivido muy deprisa, pero ahora se enfrentaba a un enorme obstáculo: tenía un tumor cerebral. 
Sólo tenía un cincuenta por ciento de posibilidades de curarse y aún le quedaban semanas para empezar el tratamiento. Así que decidió distraerse un poco haciendo un viaje a Australia, donde podría disfrutar de su mayor pasión: tener en su cama una mujer a la que hacerle perder el control... Fue entonces cuando apareció Samantha Nelson.
Aquellas últimas semanas daría rienda suelta a su pasión...


**********oOo**********

Farsa obligada

Cuando el avión en que viajaba Blake Preston se extravió, Juliana se vio obligada a reconocer que Blake, con quien había hecho un matrimonio de conveniencia, lo significaba todo para ella. De cualquier modo, en su unión no había cabida para el amor y si su marido regresaba, ella debía actuar con la misma fría indiferencia que él...


**********oOo**********

La amante del magnate

Tara llevaba un año saliendo con el magnate australiano Max Richmond y vivía para aquellos momentos robados en los que disfrutaba de su compañía; ya fuera en una cena o en la cama. Pero últimamente había empezado a plantearse que quizá Max no tuviera la intención de formar una familia... Parecía satisfecho con la idea de que Tara no fuera nada más que su amante.
Tara amaba a Max por cómo era, no por los regalos que le hacia ni por la vida sofisticada que llevaba cuando estaba con él, ni siquiera por el modo en que hacían el amor. Pero ahora que acababa de descubrir que se había quedado embarazada, se preguntaba si debía marcharse. De lo que estaba segura era de que en la vida de Max no había sitio para una amante embarazada.  Quería que fuera su amante... ¿pero querría también tener un hijo con ella?


**********oOo**********

Matrimonio en peligro

Brooke estaba felizmente casada con el millonario italiano Leonardo Panini... hasta que escuchó una conversación que sugería que Leo había estado enamorado de la mujer de su hermano. Al principio, Brooke no podía creer que aquello fuera cierto, pero poco a poco fue encontrando dolorosas pruebas que decían lo contrario, y que apuntaban a que estaba viendo a la hermosa viuda en secreto.¿Qué era lo que debía hacer? ¿Debía sacar a la luz todo aquel engaño?Él la deseaba tanto como antes y Brooke veía en eso un modo de enmendar su matrimonio. Estaba dispuesta a luchar por el hombre al que amaba, no enfrentándose a él con la verdad, sino dándole lo que necesitaba en la cama.


**********oOo**********

Pasión árabe

Cuando Uzziah, el enigmático príncipe marroquí dedicado a la crianza, de magníficos caballos, invitó a Beth a reunirse con él en su remoto palacio en las montañas, ella aceptó de inmediato. ¿Obtendría al fin el caballo de sus sueños? Sin embargo, a la chica la esperaba un amargo despertar... ¿Podría resistirse a ese bárbaro, a quien llamaban "un hombre entre los hombres"?


**********oOo**********

Por despecho

Cuando su novio la abandonó, el mundo de Olivia se hizo añicos, y con él su habitual discreción. Un día después, en la fiesta de la empresa, sedujo a su guapísimo jefe.
Y desde luego, Lewis no protestó. Su inocente y correcta secretaria se había convertido en una mujer apasionada y atractiva y, pronto, Olivia y él hicieron que su relación traspasase lo meramente profesional...


**********oOo**********

Una mujer inolvidable

Luke St Clair lo tenía todo: éxito, dinero.  Era atractivo,  las mujeres caían rendidas a sus pies…
Pero, ¿era feliz?
Quizá debería buscar una preciosa chica australiana con la que casarse y fundar una familia.  Aunque era poco probable que eso pudiera suceder. Había encontrado a la mujer con la que siempre había soñado, pero después de un breve y apasionado encuentro, ella había desaparecido.
Entonces un golpe de suerte le hizo encontrarla de nuevo, sólo que… ella era la señora Rachel Cleary.


**********oOo**********

Dilema

Carolyn se alegró mucho cuando Isabel, su madre, se casó con Julian. La feliz pareja partió en viaje de luna de miel y ella se dispuso a supervisar la renovación de la casa que Julian quería regalarle a su mujer... pero la chica descubrió que el arquitecto que estaba a cargo del proyecto era Vaughan Slater, el hombre que le había provocado un colapso nervioso a Isabel, diez años otras. Era una cruel jugarreta del destino, y Carolyn se propuso evitar a toda costa que su madre volviera a encontrarse con Vaughan...


**********oOo**********

Venganza secreta

Luke Freeman acababa de descubrir algo que había vuelto su vida del revés: ¡su difunto padre había tenido una amante! Sin embargo, la mayor sorpresa fue que las pistas que tenía sobre esa amante secreta lo llevaron hasta una bella joven...
Luke no lo sabía, pero Celia no era exactamente la mujer que estaba buscando. Aun así, no pudo evitar sentir una inmediata atracción por ella... una atracción tan fuerte, que decidió que debía tenerla a toda costa. Pero el precio de la pasión era la venganza...


**********oOo**********

Anhelo secreto

Rafe deseaba a Isabel, pero su trabajo era fotografiar a la futura novia, no seducirla. Fue entonces cuando descubrió, para su sorpresa, que la boda se había anulado...Sin dudarlo dos veces, Isabel le pidió a Rafe que la acompañara en lo que habría sido su luna de miel. El amor no formaba parte del trato, pero el guapísimo Rafe Saint Vincent podría ayudarla a olvidar el abandono que había sufrido. Cuando se terminó la luna de miel, Isabel descubrió que, de forma accidental, se había quedado embarazada...


**********oOo**********

Lágrimas de desamor

Él la había contratado... pero no podría controlarla 
Las mujeres solían echarse a los brazos de Justin McCarthy. Era como un imán para todas aquellas que se imaginaban gastando sus millones y acurrucándose junto a su maravilloso cuerpo. Por eso Rachel era la indicada para ser su secretaria: era inocente, poco atractiva y lo más alejado a una seductora que pudiera existir. Hasta que un cambio de imagen sacó a la luz toda la belleza que escondía, y Justin empezó a quererla cada vez más cerca de él... viviendo una pasión salvaje a su lado. Pero cuando sucedió, Justin vio en los ojos de Rachel algo que no había previsto. El amor no era parte del trato.


**********oOo**********

De nuevo el amor

Primero, Val Seymour exigió a Lucille que lo instalara en el mejor edificio de Sidney. Luego, confiadamente, esperó que ella se instalara en su cama.
Val parecía ser el despiadado donjuán que Lucille se había imaginado, pero también era encantador, inteligente y... sensible. Lucille casi se creyó que Val no quería sólo una aventura, sino que era la clase de hombre que había estado buscando. La clase de hombre que quería una esposa...


**********oOo**********

La venganza de un hombre rico

Dominique era todo lo que un hombre podía desear en una esposa:
Bella inteligente y deseosa de tener hijos. El magnate Charles Brandon estaba completamente cautivado por ella,,, Pero entonces descubrió que quizá ella se hubiera casado con él sólo por su dinero. Lo mejor era divorciarse antes de que se quedara embarazada pero Charles no estaba preparado para dejarla marchar, no hasta haber satisfecho la pasión que sentía por ella…..y haber llevado a cabo su venganza.
Quería a su mujer pero también quería vengarse.


**********oOo**********

Un mes de amor

La estrella de la televisión Rico Mandretti había cautivado a todo Sidney con su encanto, su atractivo y su amor por la buena cocina... Pero nadie sabía que el rico italoaustraliano tenía otra pasión además de la pasta. Aunque sabía que Renée Selensky lo despreciaba, no conseguía quitársela de la cabeza. Si al menos pudiera estar con ella una noche y después olvidarla... Entonces el destino le proporcionó la jugada perfecta por la que consiguió ganar una apuesta... que incluía a Renée como parte del botín. Sería suya durante un mes...
Él la deseaba y la consiguió... ¡jugando a las cartas!


**********oOo**********

Vendida al jeque

Cuando la modelo australiana Charmaine donó una cena con ella como premio de una subasta  benéfica no sospechaba quién sería el ganador. El príncipe Alí de Dubar seguía siendo el tipo arrogante a quien había rechazado un año antes, pero ahora no le quedaba otra opción que cenar con él... después de todo había pagado cinco millones de dólares por tal privilegio.
Pero las sorpresas no habían terminado. Charmaine se quedó de piedra cuando Alí le ofreció donar quinientos millones de dólares a la obra de caridad que ella eligiera si accedía a pasar una semana con él. Pero Alí no quería sólo su compañía, ¡también quería sus favores en la cama!
El jeque la deseaba y no le importaba el precio que tuviera que pagar por ella…


**********oOo**********

Sólo por una noche

Marina había tenido que volar desde Australia hasta Londres para donar su médula espinal a Rebecca, una niña de siete años con leucemia. 
Pero al llegar a su destino, Marina descubrió que el tío de la niña, el conde de Winterbourne, con quien había mantenido una escueta y formal correspondencia, no era el venerable anciano que ella esperaba. Muy al contrario, se trataba de un impresionante caballero de treinta y tantos años, realmente atractivo.
Marina intentó ignorar los intensos sentimientos que James despertaba en ella, y concentrarse en su cometido de salvar la vida de la pequeña. Pero él no se lo puso fácil: la quería en su cama y estaba dispuesto a conseguirlo...

0 comentarios:

Publicar un comentario