Helen R. Myers

Sólo un recuerdo

Apareció en la oscuridad, como un sueño; salvo que, en los sueños de Francesca Jones, no aparecían hombres desnudos sufriendo amnesia. Frankie no podía negarse a ayudar a un hombre necesitado, y éste la necesitaba más de lo que ella imaginaba.
"Johnny" había perdido la memoria; pero, instintivamente, reaccionó a la piel satinada de Frankie y a sus dulces manos. Con absoluta generosidad, ella le ofreció su casa y su corazón, pero Johnny no tenía derecho a amarla porque... ¿que podía ofrecerle cuando ni siquiera sabía cómo se llamaba?

0 comentarios:

Publicar un comentario