Susan Meier

Besos y secretos
 
Aquella niñera lo estaba volviendo loco
La sexy Kristen Devereaux había llenado el vacío de la vida de Grant Brewster, y no sólo porque tratara a sus hijos trillizos con increíble cariño, además había despertado en él emociones que había olvidado.
Grant sospechaba que sus encantos masculinos estaban teniendo algún efecto en Kristen, pero su familia era lo que más quería y haría cualquier cosa para protegerla.
¿Qué pasaría cuando descubriera el secreto de Kristen: que pretendía reclamar a los trillizos como suyos?
Grant:
Eres una persona muy exigente, y aunque eso te ha servido de mucho a lo largo de tu vida y te ha proporcionado mucho más éxito del que tu madre y yo creíamos posible, debes tratar con cuidado el corazón de las mujeres. A Kristen ya le han roto el corazón una vez.
Un hombre de éxito como tú, con tu don de gentes, debería ser capaz de encontrar un lugar para Kristen en su mundo. Si se parece en algo a mi Angela, será lista, expresiva, cariñosa y buena. No hay duda de que alguien como ella se merece un lugar en tu vida.
Confió en ti y sé que serás lo suficientemente compasivo como para dejar a un lado las enemistades sin sentido, por eso dejo a mis hijos en tus manos… y espero que hagas lo correcto.
Estoy seguro de que sabrás que hacer.
Con cariño, Papá.
 
 
**********oOo**********
 
 
Miedo al amor
 
Era alto, guapo... y muy peligroso para ella
Lily Andersen sólo quería ser la mejor niñera que pudieran tener los adorables trillizos de los Brewster, pero resultaba muy difícil teniendo cerca a Chas Brewster. Era un hombre guapo y fascinante que quería a los pequeños de un modo que desataba los más básicos instintos de Lily.
Pero, por mucho que soñara con acercarse más a él, sabía que no era buena idea relacionarse con el jefe. Sin embargo, los besos le hicieron olvidar que su sitio no estaba entre los brazos de Chas...
Chas:
Como parece que tienes dificultades para entender la sabiduría de tu corazón, voy a darte el consejo que me dio mi padre. Los opuestos siempre se atraen. No solo porque es divertido descubrir cómo llevarse bien, sino también porque los opuestos se complementan. Deja de buscar a alguien que sea tan inteligente o resuelta como tú, y empieza a buscar a alguien que sepa relajarse y que permita que la vida la lleve a su destino, alguien que sepa ser tan feliz con poco como con mucho.
Y deja que entre en tu corazón. No te limites a darle dinero y a prometerle rango y poder, muéstrale tu enorme capacidad de amar, que vigilas como un tesoro enterrado. Porque el tesoro es ser vulnerable y fuerte al mismo tiempo. Una buena mujer sabrá apreciarlo.
Si encuentras a esa mujer, no dejes que se vaya nunca.
Con cariño, Papá.
 
 
**********oOo**********
 
 
Tres buenas razones
 
¿Que quieres que haga... qué?
A Claire Wilson le dio un vuelco el corazón cuando Evan Brewster le hizo aquella proposición. Siempre había admirado a aquel poderoso empresario, pero él nunca se había fijado en ella hasta que tuvo que hacerse cargo de aquellos trillizos. Y entonces se prometió demostrarle qué tipo de mujer era.
Querido Evan,
No hay día que no piense en ti y en tus hermanos, y en la desafortunada separación de nuestra familia.
A pesar de todo, si algo me ocurriera, sean cuales sean vuestros sentimientos, tus hermanos y tú tendréis que ocuparos de vuestras medio hermanas y hermano. Confío en que los tres hagáis lo correcto.
Pero tú, además, tendrás que hacerte cargo del aserradero. Puede que Grant sea el más estable, y Chas el más hábil, pero tú tienes una sensibilidad especial y por eso te he elegido para dirigir el negocio. No hace falta que te recuerde que el valor de un hombre no se mide por lo obvio. Aunque hayamos construido esta comunidad, creando puestos de trabajo y dando un motivo de orgullo a la gente del condado, lo cierto es que esta comunidad nos ha hecho a nosotros. Tenemos una deuda con ellos. Son tan parte del negocio como nosotros mismos; deseo que te ocupes de ellos.
También deseo que trates bien a mi asistente, Claire. Si la mantienes en su cargo, no solo te enseñara las claves del negocio y trabajara con eficacia día a día; es posible que te enseñe un par de cosas sobre ti mismo.
Con todo mi cariño, Papá.
 
 
**********oOo**********
 
 
El amor de la princesa
 
Meredith Bessart sólo debía emparejar a dos personas más para que se rompiera la maldición que había caído sobre ella… Pero estaba demasiado distraída por su guapísimo jefe, Alexander Rochelle. Meredith sabía que no debía acercarse a aquel hombre porque estaba prometida con un príncipe de su país, pero su amabilidad, su sentido del humor y sus besos no la dejaban dormir por las noches…
Para empeorar las cosas, el destino había querido que Alexander fuera la próxima persona a la que debía encontrarle pareja. Tenía que encontrar el verdadero amor de aquel hombre cuando lo que realmente deseaba era que la persona a la que él prometiera amar para siempre pudiera ser ella…
Debía encontrar el verdadero amor del hombre al que amaba…
 
 
**********oOo**********
 
 
Un millonario en apuros
 
El multimillonario viudo Troy Cramer había regresado a su pueblo natal tras jurar que no volvería a casarse. Sin embargo, sus dos hijas gemelas necesitaban desesperadamente una figura materna, y el antiguo amor de Troy en el instituto, Sadie Evans, encajaba a la perfección en ese papel. Pero convencer a Sadie de que aceptara su atrevida proposición le costaría algo que no estaba en venta: su destrozado corazón. Troy Cramer era un hombre arrebatadoramente atractivo...
¡Y un cretino millonario! El introvertido Troy al  que Sadie había conocido una vez se había convertido en un magnate que pensaba que todo se podía comprar, incluido ella. Sadie sabía que bajo su fría fachada se escondía un corazón de oro, pero ¿podría conseguir que Troy volviese a creer en el amor?
 
 
**********oOo**********
 
 
La familia de sus sueños
 
Max Riley era un padre soltero sorprendentemente tierno, lo que desconcertaba a la bella y tímida Caro Evans, teniendo en cuenta los rumores sobre su brusca marcha catorce años atrás. Pero Max había vuelto a Wilburn y necesitaba que Caro lo enseñase a cuidar de su hija... y a amar de nuevo. A pesar de su turbulento pasado, Max había vuelto al pueblo por el bien de la niña. Había cargado injustamente con la culpa, y sólo la dulce y confiada Caro veía su bondad. Pero se negaba a que Caro compartiera su desgracia, incluso cuando ella le ofreció la familia de sus sueños...
Podía enseñarlo a cuidar una hija, pero ¿podría enseñarlo a amar?
 
 
**********oOo**********
 
 
Para conquistar un corazón
 
Abby Conway había pasado los últimos siete años en Brewster County esperando a que su primer amor, Hunter Wyman, volviera a la ciudad. En sus fantasías, se lo había imaginado como un caballero montado en un caballo blanco, cuando, en realidad, se había convertido en un civilizado hombre de negocios.
De cualquier forma, Abby sabía que, cuando descubriera su secreto, trataría de reclamar lo que era suyo...
 
 
**********oOo**********
 
 
La favorita del jefe
 
Kelsey está desesperada. Pero, ¿hasta el punto de trabajar para el hombre que una vez le partió el corazón?
 

0 comentarios:

Publicar un comentario