Barbara Hannay

Falsas identidades

Ambos ocultaban su verdadera personalidad… 
Jen Summers se había quedado al cargo de una empresa de relaciones públicas durante dos semanas. No parecía muy difícil… ¡hasta que un guapísimo desconocido llegó a la oficina con la pequeña sobrina de Jen! Jen no tenía ni idea de cómo alternar su nuevo trabajo con ser una madre temporal… así que decidió pedirle ayuda al apuesto desconocido.
Harry Ryder estaba acostumbrado a llevarse a las mujeres a la cama, no a ayudarlas con niños pequeños. Pero Jen era tan tímida y delicada que Harry no pudo resistirse. Y cuanto más insistía Jen en que eran incompatibles, más seguro estaba él de que ya no quería seguir siendo un playboy… ¡Quería una esposa!


**********oOo**********

Un novio prestado

Maddy Delancy necesitaba a alguien que fingiera ser su novio, y su vecino, un soltero muy atractivo, era la solución perfecta. A Maddy no se le pasaba por la cabeza enamorarse de él, ya que el arrebatador Rick Lawson era un hombre ambicioso que estaba casado con su trabajo y parecía empeñado en no renunciar a su soltería. 
Sin embargo, Rick interpretó el papel de atento enamorado de un modo tan convincente que ella no pudo evitar pensar en el matrimonio. Poco después, recibió el encargo de ocuparse de las flores para una boda en la preciosa granja de la familia Lawson, en el corazón de Australia. ¿Significaría aquello que Rick, un soltero empedernido, había decidido casarse?


0 comentarios:

Publicar un comentario