Jane Porter

La mujer del jeque

Abandonar a su marido, el jeque Kahlil al-Assad, fue lo más difícil que había hecho Bryn en toda su vida; por eso, cuando tres años después él volvió a aparecer en su vida, ella no supo qué hacer.
Estaba claro que Kahlil no la había perdonado por haber traicionado los votos matrimoniales y, cuando descubrió que se había perdido los tres primeros años de vida de su hijo, decidió que tenía que vengarse de ella. La venganza consistía en aprovecharse de la poderosa atracción sexual que sentían el uno por el otro. ¿Sería capaz Bryn de resistir la tentación de volver a los brazos de su marido?


**********oOo**********

Marcada por la tragedia

La primera vez que Christos Pateras vio a Alysia prometió que la haría suya.
Diez años después, Christos encontró la oportunidad de cumplir su promesa: el padre de Alysia le ofrecía la mano de su hija a cambio de que él le proporcionara ayuda económica. Sin embargo, una vez casados, el guapísimo griego descubrió que Alysia podía ser su esposa, pero desde luego no estaba contenta de serlo...


**********oOo**********

Una deuda deliciosa

El conde Dante Galván era despiadado. Aunque le partía el corazón, a Daisy no le quedaba más remedio que entregarle el control de la finca de su familia, dedicada a la cría de caballos de carreras. No le quedaba otra alternativa ya que le debía demasiado dinero a Dante.
Daisy sabía que no era lo suficientemente sofisticada como para convertirse en la esposa de un conde.  Pero, ¿podría resistirse a la tentación de pagar la deuda en la cama de Dante, tal y como él deseaba?


**********oOo**********

Una venganza deliciosa

Lazaro Herrera había jurado que algún día se vengaría de Dante, su hermanastro, que llevaba años sin siquiera darse cuenta de su existencia.
Así que, cuando Zoe, la cuñada de Dante, llegó a Argentina, Lazaro pensó que era la oportunidad perfecta para poner su plan en marcha.
Pero, solo con su sensualidad y con la atracción que había surgido entre ellos, aquella rubia de ojos azules parecía estar consiguiendo que Lazaro olvidara sus deseos de venganza.


**********oOo**********

El secreto de una esposa

El magnate argentino Lucio Cruz  no esperaba aquella llamada que volvería a reunirlo con su esposa después de tanto tiempo. Lucio era demasiado orgulloso apasionado y poderoso como para aceptar la frialdad de Ana... y el hecho de hubieran estado viviendo vidas separadas.
Pero Ana sufría una pérdida parcial memoria y Lucio descubrió que volvía a ser la muchacha apasionada y cariñosa con la que se había fugado en otro tiempo. No podía resistir la tentación, aun supiera que no debía hacerlo. Sólo falta unas semanas para que el divorcio fuera efectivo...
A menos que Ana recordara un secreto... ¿Cuál era el secreto de su esposa?


**********oOo**********

La princesa y el sultán

La princesa Nicolette Ducasse se negaba a que su hermana siguiera adelante con un matrimonio arreglado con el sultán Malik Roman Nuri de Baraka. Así que se presentó en el remoto país para dejarle claro que ya no había trato.
Pero Nicolette no esperaba encontrarse con que la boda ya tenía fecha, ni con que Malik era en realidad un guapísimo sultán. Cada vez le resultaba más difícil seguir haciéndose pasar por su hermana.
Por muchas sospechas que tuviera sobre su futura esposa, Malik sabía perfectamente que, si compartía cama con ella una sola vez, la boda ya no sería negociable...
Era un sultán moderno en muchos sentidos... ¡excepto en lo relacionado con su prometida!


**********oOo**********

La princesa y el griego

El avión real iba a sufrir un accidente. Afortunadamente, la princesa Chantal Thibaudet fue auxiliada por el hombre al que ella creía su guardaespaldas. Pero en realidad Demetrius Mantheakis era un renombrado experto en seguridad... y ahora insistía en que Chantal se fuera con él a su isla privada para poder protegerla.
Estar tan cerca de aquel arrogante plebeyo fue suficiente para que Chantal abandonara toda precaución... y todas sus obligaciones reales. Sabía que acostarse con Demetrius sería una vergüenza para la familia real... ¿Pero quién iba a enterarse?
Hasta las princesas podían quedarse embarazadas cuando se dejaban arrastrar por la pasión...


**********oOo**********

La princesa y el italiano

La princesa Joelle Ducasse sólo disponía de una semana de libertad antes de casarse con el hombre que habían elegido para ella. Joelle sabía que debía casarse por obligación, y no por amor. Por eso decidió pasar una sola noche de pasión desenfrenada con un guapísimo desconocido. Lo que ella no sabía era que ese desconocido no era otro que el príncipe Leo Borgade... su futuro esposo.
Leo estaba furioso por el comportamiento de su prometida y creía que debía ser castigada de la mejor manera posible... ¡casándose!
Resultó que aquel guapísimo desconocido no era tan desconocido...


**********oOo**********

Salvada por el jeque

Eran muchas las mujeres que habían disfrutado de los beneficios de ser amantes del jeque Kalen Nuri, pero él se había aburrido de todas ellas. Kalen le había proporcionado a la bella e independiente Keira todo tipo de lujos, pero ella seguía negándose a que la hiciera suya... 
Sin embargo, era la elegida para convertirse en su virginal esposa...


**********oOo**********

Todos los días de mi vida

Su amor sería para siempre...
Payton había tenido un apasionado romance con Marco D’Angelo, pero cuando su matrimonio se vino abajo después de muy poco tiempo, decidió marcharse con sus dos hijas para no regresar jamás.
Dos años después, Payton estaba de vuelta en Italia; había llegado el momento de que las niñas conocieran a su padre. Pero sus planes no incluían quedarse en Italia, ni permitir que aquel hombre tan sofisticado y seductor se acercara demasiado a ella. Con lo que no contaba era con que sus sentimientos por Marco despertaran nada más volver a verlo y la obligaran a admitir que seguía muriéndose de deseo por él...


**********oOo**********

Un novio italiano

En muy poco tiempo, Meg no podría seguir negando la evidencia. Sin embargo, estaba totalmente decidida a guardar su secreto mientras visitaba a sus padres, en California, y terminaba de aceptar el hecho de que iba a ser madre soltera.
Pero a Niccolo Dominici, un viejo amigo de la familia dedicado al negocio de los viñedos, no se le podía engañar fácilmente. Al más puro estilo italiano, insistió en que debía cuidar a Meg y del pequeño. Meg sabía que su matrimonio con aquel hombre moreno y guapo no sería solo de conveniencia...

2 comentarios:

Buenas noches
porque no puedo descargar las novelas?
Necesito tener cuenta de onedrive para poder bajar los libros?

Buenas noches
porque no puedo descargar las novelas?
Necesito tener cuenta de onedrive para poder bajar los libros?

Publicar un comentario