Linda Goodnight

Juegos amorosos

Grant había jurado que no volvería a casarse, pero si alguien podía volver a hacerle sentir, ésa era la dulce Ariana. Ella necesitaba un buen abogado que la ayudara a luchar por sus bebés y merecía un buen hombre en quien apoyarse para traer al mundo a los dos pequeños. Si el amor podía solucionarlo todo, quizás juntos, podrían encontrar la solución a sus problemas... Y a sus sueños.
Él creía que no volvería a amar; Ella quería hacerse con la custodia de sus  gemelos...

0 comentarios:

Publicar un comentario