Lass Small

Amor fugaz

El nombre del desconocido era Chas Cougart  y era tan maravilloso que Amy Allen no tuvo mas remedio que intentar conocerlo. Estaba en la ciudad  para asistir a la boda de un pariente, así que decidió hacerse pasar  por una pariente lejana de los Cougart  y unirse a la fiesta. Por supuesto, eso era mentir, pero... ¿qué otra cosa  podía hacer?
En cuanto a Chas, al ver a Amy se le alteraron los sentidos. Enseguida se dio cuenta de que no era de la familia. Pero si estaba tan empeñada en pertenecer al clan Cougart, Chas sabia que podía convencerla para hacerlo de una forma legal....


**********oOo**********

El mejor marido

Austin Farrel se prometió que no descansaría hasta conseguir que ella fuera suya... Él había estado enamorado de Iris Smith desde la infancia. Aunque nunca le había dicho nada  , Austin estaba seguro de que era el hombre de su vida. Entonces ella se casó... y enviudó, no una sino tres veces. Pero ahora, aquella bella mujer había vuelto a Texas y Austin estaba decidido a colmarla de atención y cuidados. Y, sobre todo, a demostrarle que él nunca se separaría de su lado...


**********oOo**********

Nada fácil

Cuando Penélope entró en la comisaría para denunciar el robo de su cámara no podía ni soñar que encontraría a un hombre como Winslow Homer, el atractivo detective asignado a su caso.
Desde el momento en que entró en su despacho, aquella mujer con penetrantes ojos cautivó a Homer. Necesitaba su protección, pero lo más importante era que ella necesitaba su amor. ¿Podría convencerla?


**********oOo**********

El aventurero

Cuando Georgina conoció a Quintus Finning, él no le dirigió una sola palabra. Pero semanas más tarde Quintus se presentó en la puerta de su casa, empezó a mandarle regalos y después la secuestró, bajo el pretexto de que estaba preocupado por su seguridad.
Georgina se sentía intrigada por aquel hombre a quien su familia calificaba de inadecuado, pero que a ella le encendía la sangre como ningún otro.


**********oOo**********

Algo más

Fredericka no tenía planes de contraer matrimonio y eso hacía que su familia la considerara una futura solterona. Para no soportar los comentarios, aceptó la sugerencia de Colin, un amigo de toda la vida, que se ofreció a acompañarla a todos los acontecimientos sociales.
Colin era un hombre atractivo, acostumbrado a tener a las mujeres a sus pies, pero siempre amó en silencio a Fredericka. Esa sería la ocasión de demostrarle que podía ser para ella mucho más que un amigo de confianza. Y cuando se lo proponía, podía ser muy persuasivo...

0 comentarios:

Publicar un comentario