Kate Walker

Juegos de seducción

Lo sucedido aquella noche había sido muy especial, algo que Rachel nunca podría olvidar... Sin embargo, se preguntaba qué era lo que había significado para Gabriel. ¿Se lo había tomado sólo como un juego de seducción? le había dicho que le parecía muy tentadora, pero también que era... peligrosa. ¿Qué había querido decir con aquello?
Ahora, cuatro años y medio después, Rachel estaba a punto de descubrirlo: Gabriel regresaba...


**********oOo**********

Perdida en el olvido

Serena Martin se había despertado con amnesia en un hospital. Las únicas personas que la iban a visitar eran Rafael Córdoba y su adorable hijo Tonio. Rafael le había explicado que el coche en el que ella sufrió el accidente era suyo, aunque ellos por aquel entonces no se conocían.
Sin embargo, él insistía en que Serena se quedara en su casa mientras se recuperaba. Ella, que ya sentía un fuerte cariño hacia Rafael y su hijo, aceptó, aunque sospechaba que algo no encajaba. ¿Qué era lo que Rafael le estaba ocultando y dónde estaba la madre de Tonio?


**********oOo**********

El poder del dinero

Caitlin no había oído nada más que cosas malas sobre Rhys Morgan, el marido de su prima Amelie. Por eso cuando, a punto de morir, Amelie le pidió que cuidara de la hija que había tenido con otro hombre, no se le ocurrió que debiera ponerse en contacto con Rhys.
El problema era que el irresistible Rhys creía que la pequeña Fleur era hija suya, y estaba dispuesto a utilizar todo su poder, su dinero y su peligroso encanto para recuperar a la niña. Lo primero que debía hacer era seducir a Caitlin, llevarla a la cama y, si era necesario... al altar.
Jamás habría sospechado que aquella niña acabaría uniéndola a un hombre de la reputación de Rhys.


**********oOo**********

Sólo dos o tres noches

Para Paul Sarriezen, la atractiva Charlie no era de fiar, Le pareció tan honesta como Brion, que estaba dispuesto a hacer todo lo posible por heredar la fortuna de su anciana tía. Y era lógico que Paul pensara mal de ella, puesto que si Charlie y Brian estaban comprometidos, seguramente tendrían propósitos comunes.
¿Cómo podría ella demostrar a Paul que era inocente y convencerlo de que se había enamorado de él hasta el punto de estar dispuesta a hacer cualquier cosa por ese amor?


**********oOo**********

Tres días juntos

Amir era el orgulloso primogénito del jeque y, por tanto, heredero al trono de Kuimar. Estaba acostumbrado a conseguir todo lo que deseaba... Y lo que más deseaba era a Lydia. En tres días... y tres noches, hicieron realidad todas y cada una de sus fantasías; su pasión parecía no tener límites. Lydia sabía que al enamorarse de él había roto las reglas del juego. Pero ya era demasiado tarde...

0 comentarios:

Publicar un comentario