Judith McWilliams

Esposa a medida

Ganar dinero era algo que Max Sheridan podía hacer hasta con los ojos cerrados, pero le resultaba imposible saber qué tenedor debía utilizar o cuándo abrir una puerta. Cosas que debía saber si quería encontrar esposa en la alta sociedad. Por eso necesitaba a Jessie Martinelli, asesora de buenos modales y protocolo de los nuevos ricos. Pero lo cierto era que ir con aquella belleza a las fiestas y salir con ella a cenar a la luz de las velas le hacía sentirse confundido. ¿De verdad quería casarse para prosperar y no por amor? Además, no podía olvidar aquel beso que le hacía pensar que quizá él también pudiera enseñarle un par de cosas sobre la pasión a la señorita «buenos modales»...
Aquélla era la mejor manera de encontrar una mujer...


**********oOo**********

Sangre árabe

Desde luego, aquel no era el mejor día de Eleanore Fulton. Como su perder su puesto de trabajo no fuera ya bastante desgracia, se vio de repente a cargo de su sobrina de cuatro meses. Además, para colmo, un playboy árabe y millonario se presentó en su casa para hacerle una oferta que estaba convencido que ella no podía rechazar.
Agallas no era lo único que Murad Ahiquar tenía en abundancia. Después de todo era un príncipe, y con todo el encanto propio de su rango. Murad le estaba ofreciendo todo lo que el dinero podía comprar y algunas cosas más en las que el dinero no tenía ninguna influencia. Así, sintiéndose como una moderna Cenicienta, Eleanore olvidó todos sus escrúpulos y aprensiones y se dejó mecer en el regazo del lujo y la opulencia.


**********oOo**********

Un jefe muy especial

Cuando Livvy Farrel le pidió a su jefe que se hiciera pasar por su prometido durante un fin de semana, Conan Sutherland vio el cielo abierto. Llevaba meses imaginando planes para lograr que Livvy pasara de su despacho a su cama, y ahora podría besar a aquella belleza morena sin cortapisas, y hacer con ella todo aquello que hacían las parejas de novios...
Para aquel soltero empedernido, que huía del matrimonio como de la peste, la aventura no parecía tener ningún riesgo. Pero el lunes por la mañana, Conan descubriría más de un peligro desconocido. Y además, su emprendedora empleada tenía nuevos planes para él...


**********oOo**********

Una vida nueva

En cuanto el doctor Nick Balfour la vio, quiso rescatar a aquella hermosa e inocente mujer y mantenerla a salvo. Gina Tesserek se encontraba en apuros económicos, por lo que aceptó la oferta de Nick para ser su asistenta temporal. En poco tiempo, Nick se dio cuenta de que su acuerdo sólo había sido una excusa para estar cerca de ella... y ahora no había vuelta atrás. Alto y misterioso, Nick escondía algo de su pasado. Gina lo sabía todo sobre demonios internos, y ahora quería saber algo del amor... y de Nick. Por él estaba dispuesta a correr el riesgo.
Todos los caminos conducían a él.

0 comentarios:

Publicar un comentario