Joyce Thies

El señor de la montaña

Después de diez años, Gloria Hubbard creía haber olvidado al único hombre que amó. Pero Bill McCann volvió a Hillsborough con la intención de hacerse cargo del aserradora que su padre dirigió hasta su muerte y Gloria descubrió que su corazón no había dejado de sufrir por aquel hombre.
Para Bill, levantar la empresa que su padre llevó a la ruina constituía  todo un reto, pero todavía era mayor el reto que vislumbraba en los ojos de Gloria...


**********oOo**********

Hechizado

La primera vez que Taggart y Denise se vieron fue en una cita preparada por un tercero. La impresión que ella causó en él fue lamentable, pero Taggart no tardaría en descubrir que aquella mujer lo había hecho deliberadamente, y que, por tanto, era ella quien no estaba interesada en él... un hombre conocido por su cuantiosa fortuna y por su atractivo. ¿Qué más podía desear una mujer? Denise deseaba algo más, sin duda, y él estaba dispuesto a averiguar, a toda costa, de qué se trataba.


**********oOo**********

Una aventura inesperada

Barclay Northrop Chancelor III tenía un terrible problema: su abuela se había empeñado en casarse con un estafador profesional, y el único medio a su alcance que tenía para evitarlo era el de unir sus fuerzas a las de la nieta del individuo. Y lo peor era que aquella mujer era una especie de vampiresa, y a él no le gustaban ese tipo de mujeres.
Charlotte Katherine Valentine era una mujer rígida y seria, hasta que un buen día Clay Chancelor entró en su vida. El problema era que Clay podía provocarla con sólo pronunciar su nombre. Antes de que pudieran darse cuenta de que eran víctimas de un juego, ya habían recorrido la mitad del camino.

0 comentarios:

Publicar un comentario