Janet Dailey

Enséñame a amar

Tanya no podía decirle la verdad. Si lo hacía, todo el amor que Jake sentía por ella podría convertirse en odio.
-No te culpo por odiarme-dijo Jake-. Después de todo, te obligué a casarte conmigo. Pero ¿entiendes por qué te digo todo esto? Tú has sido honesta y yo tengo que portarme de igual manera.


**********oOo**********

Frío en el alma

Después de diez años, Jonás regresó a la cerrada comunidad de Vermont, donde tiempo atrás se había enamorado locamente de Bridget. Ahora, él no ocultaba el hecho de que todavía la deseaba. Pero Bridget no podía perdonarle el que hubiera aceptado el dinero que sus padres le ofrecieron a cambio de que la dejara. Jonás, por otra parte, sentía unos celos intensos del difunto marido de Bridget, con el que ella había tenido una hija. En tales circunstancias, ¿qué oportunidad tenían de reconciliación? 


**********oOo**********

Tu amor me guía

Desde el momento que se encontraron en las calles de San Francisco, Sabrina tenía sentimientos encontrados hacia el fuerte y noble pero insufriblemente grosero Bay Cameron. Momentos después de salvarle la vida a ella, él la había insultado en su orgullo, un crimen imperdonable en lo que a ella se refería. Sabrina era ciega, pero podía fácilmente ver que ese hombre provocaba sus impulsos más apasionados. Ella tenía que mantenerse lejos de su compañía, pues no quería su compasión.

0 comentarios:

Publicar un comentario