Fiona Hood-Stewart

A las órdenes del duque

Georgiana se había enamorado locamente de Juan  Felipe Monsanto, duque de la Caniza, a pesar de que se suponía que él debía cuidar de ella. Pero parecía que, por mucho que lo intentara, Juan no podía resistirse a la atracción que había entre ellos.
Sin embargo estaba a punto de casarse por conveniencia con otra mujer, así que su romance no tenía ningún futuro...
¿Cómo podría decirle entonces que esperaba un hijo suyo?
Quería tenerla a sus órdenes... ¿pero querría casarse con ella?

0 comentarios:

Publicar un comentario