Donna Clayton

Amor y fantasía

Al principio le había parecido una buena idea: entregar sus alas de hada a cambio de un cuerpo de mujer con el objetivo de ayudar al atractivo viudo Paul Roland con su hija. Y en cuanto tuvo a la pequeña en brazos, supo lo que era la verdadera felicidad. Lo que no había previsto eran las emociones que despertaría en ella el hombre que la necesitaba no sólo como niñera, sino también como mujer que curara su corazón herido. De pronto corría el riesgo de romper una importante regla de las hadas... porque estaba terminantemente prohibido enamorarse de un mortal...
Aquel cuento de hadas funcionaba para todos menos para el hada...


**********oOo**********

Un trabajo temporal

Cuando la sofisticada Amy Edwards aceptó cuidar a aquellos gemelos de manera temporal, no esperaba disfrutar tanto de la compañía de los niños, ni enamorarse de su guapísimo y brillante tío. Pero sabía que si el doctor Pierce Kincaid descubría su secreto, no podría sentirse atraído por ella. ¿0 sí?
Pierce no podía resistirse a los encantos de la dulce Amy, y las tretas de sus sobrinos para unirlos no lo ayudaban nada. Pero cuando por fin se dejó llevar, fue Amy la que se echó atrás. Pierce sabía que ocultaba algo y estaba dispuesto a utilizar todos sus conocimientos científicos, y sus besos, para descubrir su misterio.
¿Que ocultaba aquella mujer?

0 comentarios:

Publicar un comentario