Dawn Atkins

Mentiras y sexo

Ella necesitaba un curso acelerado de pasión...
Estar fuera de la circulación no era el fin del mundo... pero era un gran problema si aspiraba a escribir una columna sobre sexo. Beth Samuels no acostumbraba a soltarse el pelo, así que iba a necesitar mucha práctica si quería que sus artículos vibraran de pasión.
Y no pudo empezar mejor, pues conoció a AJ, un hombre increíblemente guapo que despertó en ella sus más ocultos anhelos. Después de una apasionada noche juntos, Beth supo lo que era sentirse verdaderamente sexy. Era una lástima que la distancia impidiera que siguieran ensayando... hasta que él apareció en su puerta.


**********oOo**********

Tatuaje para dos

La familia de Nikki Winfield creía que tenía una tienda con mucho éxito y que estaba casada con un médico, pero en realidad era una artista del tatuaje con ciertos problemas a la hora de comprometerse. Cuando una urgencia familiar la obligó a volver a casa, se dio cuenta de que tenía que encontrar un marido a toda prisa. Fue entonces cuando pensó en el dentista Hollister Marx, al fin y al cabo un dentista era un médico, ¿no? Y además él le debía un favor. El problema surgió cuando los besos de su supuesto marido empezaron a hacerse demasiado reales.


**********oOo**********

Un extraño en casa

Es muy peligroso encapricharse de tu compañero de casa...
Ariel Adams odiaba la playa, por eso cuando se vio obligada a mudarse a una casa junto al mar, pensó que las cosas no podían empeorar. Pero claro que podían. La casa no estaba vacía, en realidad había un montón de prendas y material deportivo, toallas sucias, un perro enorme... y Jake Renner.. el guapísimo encargado de arreglar la casa. ¿Cómo iba a compartir la casa con un tipo tan sexy... y con sólo una cortina separando sus dormitorios?
Jake sabía que Ariel lo consideraba otro fanático de la playa, y sin embargo a él cada vez le resultaba más difícil resistirse a sus encantos. Ahora sólo tenía que convencerla de que la mejor forma de compartir una casa... era compartiendo también la cama...

0 comentarios:

Publicar un comentario