Catherine Coulter

Al aristócrata

Brant Asher era un jugador de fútbol americano fuerte, guapo, sexy y, lo mejor de todo, tenía un gran corazón. En resumen, era todo lo que una mujer podía desear. Pero la vida le deparaba una increíble sorpresa. De pronto, heredó una mansión inglesa y se convirtió en un verdadero caballero británico... Todo ello también acarreaba un montón de problemas, y de parientes: la feísima Daphne, la estirada tía Cloe y Lucinda, la vampiresa...


**********oOo**********

Un amor casi perfecto

Cuando el doctor Elliot Mallory conoció a Georgina «George» Hathaway le pareció que todo, o casi todo, era perfecto. A ambos les gustaban los mismos chistes, compartían su amor por el deporte y entre ellos había una poderosa química que los atraía de un modo imparable.
Pero había un problema, un grave problema, al menos para Elliot: George era joven y su carrera estaba empezando. Si se ataba a él en aquel momento, se perdería muchas de las cosas que le deparaba el futuro y acabaría arrepintiéndose. Por eso Elliot decidió que lo más noble era despedirse de ella, pero George había conseguido hacerse un hueco en su corazón que le resultaría muy difícil de borrar.

0 comentarios:

Publicar un comentario