Caroline Cross

Después del invierno

Su lema era no involucrarse nunca con nadie. ¿Por qué, entonces, el ranchero Jack Sheridan ayudó a una desconocida a dar a luz durante la peor tormenta de nieve de la historia? La cría recién nacida acabó cautivándolo. Y su bella madre se había propuesto convencerlo de que compartiera con ella algo más que la casa.
Tess Danielson estaba agradecida a Jack por haberla rescatado de la tormenta, aunque el taciturno ranchero estuviese esperando la oportunidad para deshacerse de ella. Al cabo de varias semanas de miradas ardientes y besos apasionados, Tess comprendió que el comportamiento indiferente de Jack no era más que una fachada. Debía hacerle comprender que sólo el amor podría curar su frío y duro corazón.


**********oOo**********

La novia del jeque

Con su arrogancia, el jeque Kaj al bin Russard conseguía que los hombres acataran sus órdenes; y con su aspecto deslumbrante hacía que las mujeres cayeran rendidas a sus pies. Pero había llegado el momento en el que necesitaba ambos dones para conquistar a la princesa Catherine de Altaria y llevarla hasta el altar.
Siendo una de las pocas vírgenes de la realeza, Catherine cumplía todos los requisitos del testamento del padre de Kaj. Pero iba a hacer falta mucho más que los encantos del jeque para derretir a la «princesa de hielo», que había jurado no enamorarse jamás. Quizá Kaj, con su increíble masculinidad, fuera un enemigo formidable, pero Catherine estaba dispuesta a plantarle cara.
Hasta que cometió un gran error: le permitió que la besara...


**********oOo**********

La bella durmiente y el millonario

La venganza es dulce... pero más lo es la tentación.
¿Una boda de los Barone? Gavin O'Sullivan tenía que estar allí para enseñarle a Colleen Barone lo que se había estado perdiendo desde que su familia y ella lo habían puesto en la calle. Él ya no era el joven pobre y rebelde, ahora era un importante empresario hotelero capaz de hacer frente al poderoso clan de los Barone.
Pero un solo baile con la dulce Colleen y se había desatado la misma ardiente pasión de otro tiempo. ¿Estaría dispuesto a arriesgar su corazón con la mujer que se lo había roto ya una vez?

0 comentarios:

Publicar un comentario