Tori Carrington

Tras el riesgo
 
Su lema: Merece la pena robar cualquier cosa que merezca la pena tener.
Nicole Bennett no solo era una chica mala, también era una ladrona. Y, aunque había pasado malos momentos, nunca la había seguido un tipo como Alex Cassavetes. El problema no era que la estuviera investigando, sino que ella también quería investigarlo a él... muy a fondo. Alex jamás había conocido a una mujer como Nicole: era salvaje, desinhibida... y muy sexy. Pero también era su única pista en un importante caso de robo. El peligro de intentar atrapar a un ladrón con la ayuda de una ladrona era que podría ser él al que le robaran... ¿el corazón?
 
 
**********oOo**********
 
 
Demasiado lejos
 
¿Estarían los dos dispuestos a llegar tan lejos?
La abogada Marie Bertelli necesitaba una aventura... desesperadamente.
Tenía un trabajo estresante y una enorme familia italiana que ahuyentaba a cualquier hombre que se acercara a ella, así que Marie pensó que tendría que seducir al primer hombre que se cruzara en su camino. Afortunadamente ese hombre fue ni más ni menos que el sexy abogado Ian Kilborn...
Ian llevaba años luchando contra la atracción que sentía hacia Marie, pero ella parecía no sentir lo mismo por él... o así había sido hasta ahora. De pronto, la tímida y sexy Marie había decidido seducirlo. Desde luego Ian no tenía ninguna queja, pero aquella aventura estaba volviéndose demasiado intensa...
 
 
**********oOo**********
 
 
Hielo ardiente
 
Ella estaba ardiendo… y él podía hacer maravillas con el hielo. La traviesa abogada Jena McCade había encontrado por fin la horma de su zapato en lo que a sexo se refería. El jugador de hockey profesional Tommy Brodie tenía todo lo que ella podía necesitar en un hombre. Era guapo, sexy… y algo estrictamente temporal. Pero cuando se presentó en su casa lesionado, Jena no pudo resistir la tentación de ofrecerle un masaje.
Tommy deseaba deshacerse de tanto estrés… casi tanto como deseaba a Jena. Aquella mujer había inundado sus pensamientos desde aquella noche salvaje que habían compartido. El problema era que Jena creía que lo suyo era algo pasajero, pero él no tenía la menor intención de devolverle el corazón que ya había conquistado.
 
 
**********oOo**********
 
 
El amante desconocido
 
Dulcy Ferris siempre había tenido unas fantasías maravillosas. El problema era que esas fantasías jamás se habían acercado a la realidad... Hasta que se encon-tró a solas en un ascensor con el sexy Quinn Landis. Sin embargo, había otra cosa en su contra: era la pro¬metida de otro. A pesar de todo, antes de empezar aquel matrimonio carente de pasión, Dulcy no pudo resistir la tentación de disfrutar una vez más de sus fan¬tasías.
Quinn Landis no creía la suerte que tenía. Había vuelto a la ciudad para la boda de su mejor amigo, una mujer bellísima había caído en sus brazos... ¡y después en su cama! Pero la mañana trajo algunas sorpresas. Su amigo Brad había desaparecido, ¡y él acababa de acos¬tarse con su prometida! Lo peor de todo era que Quinn quería que aquello sucediese una y otra vez... aunque antes debía encontrar al novio.
 
 
**********oOo**********
 
 
Misión secreta
 
Adam Grayson, agente secreto del FBI, nunca había aborrecido tanto una misión... ni deseado tanto a una mujer. Su nueva "supervisora", la imponente Eva Burgess, se había convertido en la protagonista de sus fantasías eróticas. Pero. ¿qué posibilidades tenía de conquistarla si debía hacerse pasar por un necio contable? Entonces, Eva le pidió que se casara con ella...
Sola y embarazada, Eva necesitaba encontrar un marido, al menos uno temporal, y con el necio de Adam estaba convencida de poder poner fin a la farsa sin problemas. Pero no podía imaginar que Adam fuera tan atractivo, sexy y... viril, ni que empezaría a anhelar estar a solas con él con una intensidad que la dejaba sin aliento.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario