Stephanie Bond

Una mujer irresistible
 
Ellie Sutherland no estaba exactamente desesperada, todavía. Pero después de haber pasado más de un año sin un hombre, le faltaba muy poco para estarlo. De modo que cuando tuvo oportunidad de poner a prueba unas pildoras para atraer al sexo opuesto, no perdió el tiempo. Después de todo, no tenía nada que perder. Casi inmediatamente, los hombres empezaron a caer rendidos a sus pies, Incluso tuvo al atractivo Mark Blackwell comiendo de su mano. Pero ella también se enamoró locamente de él. La vida de Ellie empezaba a ser perfecta. Pero cuando se terminen las pildoras, ¿continuara Blackwell encontrándola irresistible?
 
 
**********oOo**********
 
 
Sin control
 
Su vida esta fuera de control
Todo empezó a cambiar un día…
Fue un día con una tarta de cumpleaños, un atrevido regalo, una aventura increíble de una sola noche y problemas en la revista en la que trabajaba.
Con el pretexto de escribir un artículo sobre el, se dirigió hacia un pueblo perdido para proteger a Sam Long, el atractivo veterinario con el que se había acostado. No sabia como podría mantener las distancias, pero su carrera y la seguridad de Sam dependían de ello…
 
 
**********oOo**********
 
 
Una experiencia nueva
 
Meg Valentine era una maestra que estaba deseando poner en su vida un poco de aventura, de emoción... y algo de excitación sexual. Por eso, no pudo resistirse cuando Jarett Miller, un guapísimo guardaespaldas, le pidió que hiciera de doble de su famosa clienta.
El problema era que su clienta era un auténtico mito sexual, y ese no era precisamente el tipo de mujer con el que se podía identificar a Meg. Sin embargo, ayudada por las expertas lecciones de Jarett... y por sus más que expertas manos, Meg empezó a descubrir su potencial sensual. Y explotar dicha sensualidad por primera vez junto a aquel apuesto guardaespaldas estaba resultando de lo más divertido. Pero, ¿estaba Jarett enamorado de la verdadera Meg... o simplemente deseaba a la bomba sexual que él mismo había creado?
 
 
**********oOo**********
 
 
Obedeciendo al corazón
 
La adicta al trabajo Frankie Jensen no tenía tiempo para romances y mucho menos para unas vacaciones. Entonces, ¿qué estaba haciendo en la isla de Key West con un hombre tan sexy? El atractivo propietario del bar la tentaba a que se relajara y se abandonara a algunas fantasías isleñas. Una lástima que todas sus fantasías lo incluyeran a él... Poco imaginaba Frankie que Randy estaba albergando también las mismas fan¬tasías. La preciosa pelirroja había hecho aflorar todos los instintos protectores de Randy y había puesto su libido por las nubes. Pero Frankie sólo estaba de visita en aquel paraíso tropical...
 
 
**********oOo**********
 
 
Calor en la noche
 
La enfermera Georgia Adams no podía dormir... Y ello no tenía nada que ver con la ola de calor. Tenía un novio muy frío, una vida sexual inexistente... Y estaba frustrada, realmente frustrada. De modo que decidió eliminar la ansiedad llamando a su novio para tener sexo telefónico. ¡Lo que sucedió fue que no se dio cuenta de que había marcado un número equivocado!
El oficial de policía Ken Medlock tampoco podía dormir... Su libido estaba sobrecargada gracias a la mujer sexy que lo llamaba a medianoche. Quedó cautivado por su voz... Y cuando al día siguiente se encontró con ella y la reconoció, comprendió que tenía que tenerla en su cama... y no al otro lado de la línea telefónica. Pero primero debía convencer a Georgia de que el número equivocado se había convertido en la conexión correcta...
 

0 comentarios:

Publicar un comentario