Rebecca York

Jordan
 
El verano había llegado y el calor impregnaba el ambiente...
Sobre todo durante la noche de vudú de Madame LaFantary, cuyos aromas y encantamientos llevaron a los asistentes a experimentar el arte de la magia. Pero aquella muerte, ¿fue magia... o asesinato? Sólo aquellos tres hermanos, miembros de la policía de Nueva Orleans, podrían aclararlo...
Jordan O'Reilly
El más joven de los tres sólo quería demostrar de todo lo que era capaz al departamento de policía y... a Camille DuPree, la mujer a la que había amado y perdido hacía seis años.
 
 
**********oOo**********
 
 
Fantasías en el dormitorio
 
Las fantasías sexuales eran su trabajo… ¿por qué no hacerlas realidad?
A la columnista Amanda O’Neal le gustaba aconsejar a sus lectores sobre su vida sexual. Después de todo, la suya propia no había sido gran cosa últimamente.
El detective privado Zachary Grant se presentó de improviso con algunas preguntas sobre la predecesora de Amanda, pero muy pronto quiso saber más sobre ella misma: ¿cuáles eran sus fantasías? ¿Y podría ayudarlo con alguna terapia personal?
Amanda se vio tentada por la propuesta. Además, Zach no era como los otros hombres que había conocido. Pero ¿podrían afrontar ambos la mañana del día después?
 
 
**********oOo**********
 
 
Compañeros de trabajo
 
Maddy Guthrie estaba acostumbrada a trabajar de incógnito, pero hacerse pasar por la amante de un hombre rico era una misión demasiado peligrosa. Especialmente si el “hombre rico” era su compañero Jack Connors, quien exigía que hicieran el amor de verdad para meterse en el papel.
El sexo entre ellos era increíble, pero Maddy sabía que estaba rompiendo todas las reglas. Tenía que trabajar junto a él, y solo podían hablar con seguridad en la ducha o en la cama, donde el mínimo roce les hacía perder el control. Sin embargo, había una amenaza mucho más temible: los sentimientos que empezaban a apoderarse de su corazón.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario