Raye Morgan

Noches reales
 
¿Seria una corona suficiente pago  por todo lo que ella había hecho por él?
El príncipe Damián de Nabotavia era un Play boy que, aburrido de todo, claudicó ante las presiones de su familia y accedió a buscarse una mujer “adecuada” con la que contraer matrimonio… Y entonces un accidente lo cambió todo, dejándolo indefenso. Pero ¿realmente había sido un accidente o quizá alguien había querido poner en peligro su vida?
La única persona en la que podía confiar era su nueva terapeuta, la sensible Sara Joplin, que con su amabilidad y la dulzura de su voz había conseguido que volviera a sentirse vivo. Damián no tardó en confiar tanto en Sara como para contarle sus temores y, en su búsqueda de la verdad encontraron el peligro… y se descubrieron el uno al otro.
 
 
**********oOo**********
 
 
La prometida del Príncipe
 
La  princesa Tianna no tenia la menor intención de cumplir el compromiso de matrimonio con el príncipe Garth Roseanova, al que jamás había visto para comunicárselo personalmente había ido a visitarlo, pero no llegó a romper dicho compromiso con el príncipe y acabo haciendose pasar por niñera con el fin de proteger a la pequeña que había sido abandonada en las tierras del castillo de Garth.
Aquel bebé hacia que el guapísimo príncipe se pusiera nervioso, pero pronto se gano su simpatía con aquella dulce mirada.
Lo mismo que le paso con la bella y encantadora niñera, que por cierto le resultaba extrañamente familiar. y no paso mucho tiempo antes de que Tianna y el estuvieran juntos ¿ podría aquel romance de ensueño sobrevivir a la verdad? Hay un pequeño secreto
 
 
**********oOo**********
 
 
La fuga de la novia
 
Mientras caminaba por el pasillo central de la iglesia, Ashley Carrington supo que estaba cometiendo la mayor equivocación de su vida. Y antes de que concluyera la marcha nupcial se convirtió en una fugitiva, ocultándose de su familia, amigos y prometido, en una casa de la playa que creía desierta.
Su inesperado y poco dispuesto anfitrión, un tipo serio llamado Kam Caine, pensó que estaba loca, pero al menos no la arrojó a la oscuridad de la noche con su arrugado vestido de novia. Y de alguna forma, sin proponérselo, le estaba mostrando toda la pasión que Ashley había echado en falta en su noviazgo.
 
 
**********oOo**********
 
 
Un regalo en mi puerta
 
Un canasto con un par de bebés era lo último que Brittanny Lee esperaba encontrase a su puerta, pero allí estaba y alguien debía cuidarlos. Y si la única ayuda con la que podía contar era con la de su apuesto vecino tendría que conformarse con eso...
Mitchell Caine era un soltero convencido, pero supuso que podría echarle una mano a su vecina en esas circunstancias. Lo extraño del caso fue que después de un largo fin de semana de pañales y biberones, Mitchell empezó a pensar que sería muy divertido que los dos pudieran cuidar juntos a sus propios bebés.
 
 
**********oOo**********
 
 
De enemigos a amantes
 
Nadie podía replicar a Rafe Allman... hasta que Shelley Sinclair aceptó un cargo desde el que iba a hacerle ver al rey de la empresa lo que era tener que acatar órdenes. Pero cuando las sesiones de trabajo se llenaron de besos robados, el cambio de papeles hizo que la ardiente secretaria soñara con algo más que ser su jefa por unos días...
Antes de que Rafe pudiera darse cuenta, aquella adorable texana le había derretido su frío corazón. ¿Podría hacerle una propuesta para contratarla como esposa?
Quizá fuere el jefe más sexy sobre la faz de la Tierra, pero era ella la que mandaba....
 
 
**********oOo**********
 
 
No hay ley en el amor
 
Joe Camden volvió a su hogar en Alaska para encontrar a una mujer y a sus dos adorables hijos en la puerta de su casa. Chynna Sinclair le contó que ella y su prole eran su familia encargada por catálogo, pero cuando Joe intentó explicarle que era su hermano el que había pedido una mujer, aquella belleza no quiso ni escucharlo. ¡Y ahora estaba decidida a casarse con él!
Chynna no había hecho aquel viaje tan largo con sus niños sólo para que le tirara sus sueños por tierra el hombre más sexy que había visto en toda su vida. Pronto no le importó cuál de los dos hermanos se suponía que era su prometido, el único hombre con el que Chynna quería casarse era con Joe.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario