Patricia Knoll

Una auténtica calamidad
 
Jo Quillian podía oler una historia a un kilómetro de distancia y sabía que allí había algo a lo que hincar el diente. Además, si conseguía una exclusiva en el caso que estaba investigando el guapísimo Case Houston, podría hacerse un nombre como periodista. Pero Jo era una calamidad y Case supo enseguida que lo estaba siguiendo. Pero también era muy atractiva, y tenía razón: algo raro estaba pasando en Calamity Falls...
 

0 comentarios:

Publicar un comentario