Nicola Cornick

La viuda caprichosa
 
Indomable e inolvidable... era la viuda más famosa de la ciudad
Lady Juliana Myfleet sabía que lo único que salvaría su reputación y su mala situación económica era lo que menos deseaba en el mundo: volver a casarse,
Martin Davencourt sabía que Juliana era algo más que lo que se rumoreaba de ella; pero tendría que enfrentarse al escándalo si quería salvar a su amiga de la infancia de sí misma. Si Juliana no era la dulce inocente que él recordaba, al relacionarse con una mujer de tan dudosa reputación, Martin perdería todo lo que más quería. Pero ya había pagado muy caro el haberla dejado escapar en otro tiempo y no estaba dispuesto a cometer el mismo error...
 
 
**********oOo**********
 
El pretendiente
 
Jane Verey no tenía la menor intención de casarse con lord Philip Delahaye. Era un grosero y un borracho, y solo con pensar en pasar el resto de su vida junto a él, Jane optó por convertirse en otra mujer para disuadir a su pretendiente. Sin embargo el guapísimo hermano de Philip no era tan fácil de engañar.....
Alex duque de Delahaye, lo había planeado todo, y Jane Verey iba a casarse con su hermano fuera como fuera. Sin embargo, cada vez que Alex veía a aquella mujer deseaba planear algo para si mismo…
 
 
**********oOo**********
 
Toda una dama
 
Lady Polly no podía aceptar ninguna de las numerosas proposiciones de matrimonio que recibía porque no había conseguido olvidar al hombre al que había rechazado hacía cinco años. Había oído que lord Henry Marchnight estaba arruinado y de había convertido en un granuja aficionado al juego; pero en cuanto apareció en su vida y la besó, Polly supo que la pasión no había desaparecido. Aquel hombre seguía teniendo el poder de hacerle perder la razón con solo rozarla. Pero lo que más necesitaba en aquel momento era sentido común para enfrentarse a lord Henry y averiguar si todos aquellos rumores eran ciertos. ¿Debería seguir rechazando pretendientes, o debería hacer lo que había deseado durante cinco años: confiar en el amor que sentía por él  y seguir los mandatos de su corazón?
 
 
**********oOo**********
 
Amantes y enemigos
 
Era una apuesta ganada...
Lady Allerton era propensa a la imprudencia. Pero acudir a aquel baile haciéndose pasar por otra y hacer una apuesta sobre su virtud había sobrepasado sus propios límites. El riesgo era muy alto, pero ella era una mujer a la que le gustaban los desafíos. Sin embargo, su oponente era un hombre orgulloso, al que no le asustaban los retos, y no estaba dispuesto a que una extraña le reclamara lo que era suyo...
 
 
**********oOo**********
 
Secretos de sociedad
 
La reputación lo era todo para ella...
La formal Sarah Sheridan aspiraba a llevar una vida tranquila y respetable, y así dejar atrás el pasado de su familia. Pero la llegada de una carta reclamando su presencia en Blanchland hizo que todo cambiara. La que había sido la casa de su niñez albergaba ahora las fiestas más salvajes de toda Inglaterra...
Ni siquiera Guy, el vizconde de Renshaw, que era un conocido vividor, se atrevería a entrar en Blanchland. Aunque la señorita Sheridan parecía una mujer respetable, su visita a aquel lugar la convertía en una mujer misterios, cuyos secretos estaba dispuesto a descubrir a toda costa.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario